Por Manuel Manrique, investigador junior en FRIDE

“Sin duda lo más destacado de la cooperación española (CE) durante las dos últimas legislaturas ha sido la adopción de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) como elemento vertebrador (en línea con el discurso internacional), así como el importante y progresivo aumento en el volumen de la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD). Una trayectoria ascendente truncada por una crisis económica que continuará a corto y medio plazo y que, junto al próximo cambio de gobierno tras las elecciones generales, presenta la posibilidad de una próxima legislatura en la que la CE se vea obligada a realizar cambios difíciles pero necesarios. Si éstos se traducen en un menor compromiso español con el desarrollo, sería algo no sólo lamentable desde el punto de vista ético, sino también un importante error estratégico. Además del unánime reconocimiento de la importancia del desarrollo inclusivo y sostenible para la estabilidad y seguridad del sistema global, la actual transformación en la arquitectura internacional de la cooperación presenta oportunidades para reforzar la posición de España en el mundo.

Haciendo balance de los últimos años, la sensación entre diversos actores es la de haber desaprovechado oportunidades únicas para cimentar la posición de la CE. El fin de la legislatura ha puesto aún más en evidencia la falta de una visión estratégica y sus implicaciones: no se ha sabido transformar la abundancia de recursos en una cooperación de calidad, ni se ha integrado eficazmente a ésta en la acción exterior española. Además, la manera en que se ha gestionado la necesaria reducción en AOD y la falta de pedagogía hacia el conjunto de la sociedad, dejan a la CE sobre unos cimientos poco firmes para afrontar las dificultades actuales. Existen aún así, mejoras en la calidad de la cooperación española que deben reforzarse en la legislatura 2011-2015. Para ello es necesario el compromiso político así como una visión estratégica, independientemente de la orientación política del próximo Gobierno, que reconozca la importancia del desarrollo para España en un contexto internacional en proceso de transformación.”

 

Descargar el documento

Fuente:  FRIDE. Police Brief, nº 66. Noviembre 2011

Anuncios