Bruselas, 4 jul (EFE).- El comisario europeo de Desarrollo, Andris Piebalgs, viajará mañana a Yibuti para tratar con las autoridades de ese país cuestiones de gobernabilidad y la agenda de cooperación de este año, en el que Europa quiere firmar acuerdos de financiación por valor de 22 millones de euros.

En concreto, la Comisión Europea (CE) desea reforzar la cooperación en áreas como la energía, el agua y las condiciones de salubridad, señaló hoy en un comunicado el Ejecutivo comunitario. Otros asuntos de la agenda serán la lucha contra la pobreza y el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

El comisario europeo se entrevistará durante su visita con el presidente de Yibuti, Ismail Omar Guelleh; el primer ministro, Dileita Mohamed Dileita, y otros miembros del Gobierno.

“Yibuti es un actor importante en el Cuerno de África, que ha demostrado claramente su compromiso con la paz y la estabilidad en la región”, indicó Piebalgs en un comunicado.

Aseguró que el objetivo de la CE es apoyar a la población para que pueda hacer frente a los desafíos de los próximos años, como la posibilidad de acceder a un precio aceptable al suministro de energía y de agua potable.

Para ello, según el comisario, Bruselas planea firmar diversos acuerdos, a los que aportará una financiación de hasta 22 millones de euros.

Además de reunirse con miembros del Gobierno de Yibuti, el comisario intercambiará puntos de vista con el secretario ejecutivo de la Autoridad de Desarrollo Intergubernamental (IGAD), una organización regional que opera en la zona del Cuerno de África, y visitará varios proyectos impulsados por la UE en el país.

La UE ha previsto una financiación de proyectos en Yibuti por un valor total de 63,7 millones de euros entre 2000 y 2013.

Estas iniciativas incluyen la rehabilitación de la carretera nacional 1 que une el puerto de Yibuti con Etiopía, una red para el abastecimiento de agua potable en la zona del puerto de la capital -una de las más pobladas- o un plan para reforzar la interconexión del suministro de electricidad entre esos dos países y reducir sus costes.

Tras la severa sequía que sufrió el país entre 2008 y 2009, la CE, a través de su Oficina de Ayuda Humanitaria y Protección Civil (ECHO), dio una aportación de 500.000 euros al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) para apoyar el sector de la nutrición y 1,2 millones de euros al Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Fuente: Las Provincias
Anuncios