La definición es: Derechos inherentes a todos los seres humanos, sin distinción alguna de nacionalidad, sexo, étnico, religión, lengua, o otra condición.

Según a la Declaración Universal de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración.

Sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.

Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía.

Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona. Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes. Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley. Todos tienen derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja esta Declaración y contra toda provocación a tal discriminación.

Nuestros derechos humanos son crucial en una vida digna. Todo tenemos los mismos derechos.

 

 

Logo Nuevo sin fondo

Fundación MUSOL: Trabajamos por una vida digna para todos y todas.

 

 

 

Anuncios