La definición es: una educación de cualidad por cada niño y niña en el mundo.

La consecución de una educación de calidad es la base para mejorar la vida de las personas y el desarrollo sostenible.

En el mundo, 103 millones de jóvenes no tienen un nivel mínimo de alfabetización, más del 60% son mujeres.  Se calcula que el 50% de los niños en edad de recibir educación primaria pero que no asiste a la escuela vive en zonas afectadas por los conflictos. Más de la mitad de los niños que no se han inscrito en la escuela viven en el África subsahariana.

Con educación universal, podemos reducir pobreza y lograr igualdad de género. También con una educación, hay un disminución de abuso. Los escuelas proporcionan refugio, agua limpia y comida.

Acceso a educación universal no es un privilegio, pero un derecho humano.

 

 

 

 

 

Logo Nuevo sin fondo

Fundación MUSOL: Trabajamos por una vida digna para todos.

Anuncios