Imagen

El agua es un elemento básico del desarrollo sostenible. Sin ella difícilmente podemos dar respuesta a la mayoría de los desafíos mundiales recogidos en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) de Naciones Unidas: erradicar la pobreza, reducir la mortalidad infantil, alcanzar la equidad entre mujeres y hombres o preservar el medio ambiente… En cada uno de estos objetivos, el agua juega un papel fundamental y determina en gran medida los avances que se están realizando.

Además de ser un elemento transversal, los ODM reconocen la importancia del agua como factor clave del desarrollo humano al conferirle unameta específica: reducir a la mitad, para 2015, la proporción de personas sin acceso al agua potable y sin acceso a servicios básicos de saneamiento. Este protagonismo del agua no es baladí: el desarrollo en los ámbitos económico, social o medioambiental pasa, entre otros factores, por una planificación que tenga en cuenta un aprovechamiento y una distribución eficiente de los recursos hídricos.

Pincha para continuar leyendo http://ethic.es/2014/03/el-desafio-del-agua/  

Fuente: Ethic La vanguardia de la sostenibilidad

Anuncios