Imagen

Pasa siempre en los últimos tiempos en los debates sobre el compromiso de los Estados económicamente avanzados con la ayuda al desarrollo. De repente, alguien se levanta y pide que se mire primero a la pobreza en casa antes de gastar recursos fuera; que se atiendan las necesidades de la población nacional ante los recortes a las prestaciones sociales mermadas por las políticas de austeridad. Ocurrió también el pasado miércoles en Madrid durante una charla sobre el futuro de la ayuda oficial al desarrollo organizada por la ONG Oxfam Intermón (OI). Al término de la mesa redonda hubo una intervención desde la platea que planteaba precisamente mirar puertas adentro, a los nuevos pobres que cinco años de crisis económica han creado. “Es un argumento falaz porque lo que se dedica a la ayuda al desarrollo no comporta ningún desgaste en ningún presupuesto de ningún país, y en cambio en otros lugares significa la diferencia entre la vida y la muerte.

Pincha en el enlace para continuar leyendo

http://elpais.com/elpais/2014/03/20/planeta_futuro/1395334852_475858.html

Anuncios