Las violaciones a los derechos humanos de los inmigrantes, en vergonzosos centros de internamiento y con políticas de expulsión del sistema sanitario (que tanto Europa como las Naciones Unidas han pedido rectificar) han sido financiadas, en parte, por los mismos inmigrantes.

Sí. Si se  miran las cifras se ve claramente que han financiado una parte del crecimiento de España; es decir, del Estado que paradójicamente luego los encarcela, viola sus derechos humanos y los expulsa.

En el número de enero de Alternativas Económicas dedicamos el Dossier a los temas de inmigración. Algunos datos: según un estudio de La Caixa, durante el boom de la economía española, los inmigrantes aportaron el 30% de la riqueza producida en el país. A su vez, cuando era libre, los inmigrantes usaban menos la sanidad que los españoles (ahora todavía menos porque para muchos está prohibido). Como bien lo explica el colectivo de sociología IOE con datos oficiales, ahora que se quedan sin trabajo (hay un 34% de paro entre la población foránea, frente al 26% del resto) los inmigrantes perciben menos ayudas del Estado, tanto contributivas como asistenciales.

http://cvongd.org/va/info/3575-

Fuente: El Diario.es

Anuncios