El proyecto de Ley de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local recientemente aprobado por el Gobierno, anuncia en su exposición de motivos que pretende llevar a cabo una profunda reforma, para entre otras consecuencias clarificar las competencias municipales para evitar duplicidades con las competencias de otras Administraciones. El proyecto, clasifica las competencias en propias y atribuidas por delegación y añadiendo un tercer grupo al que denomina “distintas a las propias y a las atribuidas por delegación”. En ninguna de las modificaciones propuestas para los artículos referidos a las tres “categorías” de competencias figura ni siquiera indiciariamente la Cooperación para el Desarrollo Internacional, desconociendo la realidad de la fuerte implicación de los entes locales en esta materia, que se ha mantenido incluso en estos momentos de crisis económica. En el año 2009, los entes locales destinaron más de 142.000.000,00 de euros a la Cooperación Internacional al Desarrollo.  La actual ley estatal de Cooperación Internacional para el Desarrollo, califica a la Cooperación  Internacional para el desarrollo de las entidades locales como “expresión solidaria de sus respectivas sociedades”. Las normas autonómicas en la materia, son más explicitas en general. Por lo que basta, entendemos, con esta referencia para legitimar la actuación de los entes locales en esta materia, afirmación que debemos ampliar, como haremos más adelante. Antes de esa Ley la cuestión la habían resuelto dos sentencias del Tribunal Supremo en las que se decía que la Cooperación no se enmarcaba en las relaciones internacionales, al tratarse de meras relaciones entre personas o municipios. http://www.musol.org/images/stories/archivos/2013/modifi_ley_al.pdf

Este artículo ha sido publicado con el apoyo financiero de AECID en el marco del proyecto: “Formación e implicación en la educación para el desarrollo de los políticos, funcionarios y técnicos de la administración local y autonómica”

aecid11Julio2011

Anuncios