Una consulta de las organizaciones de mujeres sobre cooperación al desarrollo, los derechos de las mujeres y la igualdad de género, celebrada los días 9 y 10 de junio en Bruselas, movilizó a cerca de 70 partcipantes de más de 30 países para refexionar acerca de la visión feminista de la agenda de cooperación al desarrollo para Busán y posterior a Busán. La reunión se concentró en desarrollar las propuestas clave de las organizaciones de mujeres y defensoras de la igualdad de género para ejercer infuencia sobre un nuevo acuerdo posterior a Busán 2011, en que la igualdad de género y los derechos de las mujeres estén en primera línea.

La consulta, realizada con apoyo de la plataforma BeterAid, fue organizada por WIDE en cooperación con las organizaciones de mujeres que forman parte del Grupo Coordinador BeterAid: AWID, FEMNET, APWLD y Coordinadora de la Mujer, de Bolivia. Esta ha sido la segunda reunión de este tpo (la primera fue la Consulta Internacional celebrada en Otawa en 2008, antes de Accra) y ha servido para reforzar el compromiso del movimiento feminista con la agenda de cooperación al desarrollo, reconociendo su relevancia/dimensión polítca y el fuerte impacto que tene sobre la vida de las mujeres y hombres sobre el terreno.

Aunque la igualdad de género y el respeto de los derechos humanos son esenciales para lograr un impacto a largo plazo en la vida de las personas pobres (conforme está recogido en elpárrafo tres del Programa de Acción de Accra), la evaluación de la puesta en práctica de la Declaración de París demostró que se han realizado muy pocos avances a la hora de dar una mayor prioridad a las necesidades de las personas más pobres, en partcular las mujeres y las niñas. Por ello, las organizaciones de mujeres que asisteron a la consulta reclamaron al FAN4 que fuera más allá del enfoque de la eficacia de la ayuda. El Foro de Busán debe perseguir acciones concretas para reorientar el discurso de desarrollo tradicional, basado en el desarrollo económico, hacia un paradigma de desarrollo basado en los derechos humanos. Dicho paradigma debe reconocer, promover y garantizar el ejercicio de los derechos de las mujeres, incluyendo los derechos sexuales y reproductvos; valorar el trabajo reproductvo y de cuidado; solucionar las desigualdades; y promocionar el empoderamiento, la autonomía y la emancipación de las mujeres y niñas. La realización de los derechos de las mujeres y la igualdad de género, además de los derechos humanos en general, es esencial para cualquier marco de desarrollo. Asimismo, las mujeres deben ser reconocidas como actores y sujetos del desarrollo y los movimientos feministas deben representar un papel esencial en este proceso.

El principal resultado de la consulta de Bruselas es una serie de demandas concretas para los gobiernos de todo el mundo y otros socios relevantes del desarrollo que partcipan en el Camino a Busán. Las demandas se han estructurado en seis temas prioritarios:
•  un nuevo marco de cooperación al desarrollo basado en los derechos humanos;
•  un nuevo sistema de cooperación al desarrollo equitatvo que funcione y sea propiedad de todos, dentro de las Naciones Unidas;
•  apropiación democrátca por parte de las mujeres, partcipación signifcatva y sistemátca de la sociedad civil, incluyendo las organizaciones de mujeres y las organizaciones feministas;
•  diversos sistemas de responsabilidad para los derechos de las mujeres en igualdad de género y una mejora del sistema de seguimiento existente;
•  fnanciación al desarrollo; distribución de recursos igualdad de género y derechos de las mujeres más allá de su inclusión;
•  cooperación al desarrollo con los países en situación de fragilidad y conficto, reconociendo el impacto desproporcionado de los confictos armados en las vidas y derechos de las mujeres y niñas.

Las principales solicitudes se están fnalizando y estarán disponibles en breve en http://www.beteraid.org. Esta es una herramienta básica que otros grupos pueden utlizar y adaptar para su promoción y movilización. En este sentido, animamos a todas las partes interesadas, los donantes y los gobiernos receptores, a otros socios del desarrollo y a las organizaciones de la sociedad civil a tener en cuenta estas demandas cuando establezcan estrategias y posturas polítcas para Busán y para cualquier debate de cooperación al desarrollo

Procedencia: BetterAid

Fuente: WIDE network

Anuncios