Este artículo “Entre los ODM y la cooperación sur-sur: actores y políticas de la ayuda al desarrollo en América Latina y el Caribe” ha sido publicado en Pensamiento Iberoamericano Número 8,  Las relaciones triangulares Estados Unidos, Unión Europea y América Latina.

Por José Antonio Sanahuja de Universidad Complutense de Madrid

Resumen: Los importantes cambios que afectan a la financiación del desarrollo, y los desplazamientos del poder que se observan en el sistema internacional, están modificando las políticas de cooperación en América Latina y el Caribe. Este artículo analiza el impacto de esas tendencias en los flujos de ayuda oficial al desarrollo (AOD) hacia, y dentro de la región, y las implicaciones de política de la agenda de eficacia de la ayuda para los países de renta media que la integran. También se discute la emergencia de la cooperación sur-sur como resultado de la creciente diferenciación entre países de América Latina, prestando atención a sus motivaciones, estrategias y variantes.

I. Introducción
La cooperación al desarrollo es un fenómeno poco estudiado, y a menudo mal comprendido. Es frecuente que se examine solo como un problema de flujos de inversión, ajeno a condicionantes políticos, cuya efectividad se discute solo en términos macro o microeconómicos. O que se describa, con visiones igualmente reduccionistas, como un mero instrumento de política exterior –la “zanahoria” que supone la ayuda o las preferencias comerciales, y el “garrote” que comporta su retirada o suspensión–, sin considerar su interacción con otros procesos económicos y sociales. En ocasiones, estos análisis parciales pueden estar justificados para algún aspecto concreto. Pero en su conjunto la ayuda, como realidad situada en la intersección de la economía política y las relaciones internacionales, requiere de una mirada multidisciplinar, y tener presente el contexto histórico más amplio.

Desde esa doble perspectiva, este artículo pretende examinar los importantes cambios que ha experimentado la cooperación al desarrollo en la región, en particular en la década de 2000. En etapas anteriores, ésta se vio condicionada por lógicas postcoloniales y el juego de los equilibrios de poder del mundo bipolar. Posteriormente, los procesos de globalización de las finanzas, la agenda de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y la “securitización” de la agenda internacional han llevado la ayuda de los países avanzados
a un lugar cada vez menos relevante en los procesos de desarrollo de América Latina y el Caribe. También se examina la agenda internacional de eficacia de la ayuda, y sus implicaciones para los países de renta media-alta de la región. Estos últimos exigen estrategias de cooperación que ya no pueden limitarse a las metas de reducción de la pobreza extrema de los objetivos del milenio. Finalmente, se analiza la cooperación sur-sur en la región, cuya pujanza revela que algunos países latinoamericanos ya no aceptan el tradicional estatus de “receptores” de ayuda, y demandan cambios en la gobernanza del sistema internacional de cooperación al desarrollo. […]

Artículo completo

Fuente:  Pensamiento Iberoamericano

Anuncios