El PNUD propone un nuevo modelo de desarrollo económico y social para El Salvador.

Los objetivos de largo plazo que se buscarían con el nuevo modelo son:

1) asegurar trabajo decente para todas las personas en edad de trabajar y con voluntad de hacerlo,

2) alcanzar cobertura universal en los pilares básicos de la política social (educación, salud, empleo, vivienda, pensiones, discapacidad y redes de cuidados de familia e hijos),

3) corregir los desbalances macroeconómicos del país, y

4) reactivar la economía y lograr un crecimiento robusto y sostenido.

El documento contiene una serie de propuestas puntuales para hacer operativa la estrategia, entre las que se destacan:

• Creación de un “fondo pro bienestar familiar”

• Aumento de la inversión pública social.

• Definición de apuestas estratégicas.

• Creación de un fondo de promoción de apuestas estratégicas, el cual se constituiría con aportaciones obligatorias aplicables tanto a la producción nacional como a las importaciones, cuya recaudación se destinaría a financiar proyectos de apoyo al desarrollo de cadenas productivas y aumento de su competitividad.

• Inversiones en infraestructura para la competitividad y cambios en los incentivos para atraer inversión extranjera directa.

• Una agenda de fortalecimiento institucional.

Fuente: Revista Latinoamericano de Desarrollo Humano (RLDH)

Anuncios